Compartir
Publicidad

¿Listo para cambiar de televisor? 7 consejos tecnológicos a tener en cuenta durante el Black Friday

¿Listo para cambiar de televisor? 7 consejos tecnológicos a tener en cuenta durante el Black Friday
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

OLED, Super UHD, 4K, Nanocell, inteligencia artificial, bits, píxeles y subpíxeles… Llega la hora de sacar el diccionario tecnológico. Es tiempo de Black Friday y Cyber Monday. Y, si eres de los que quiere cambiar de televisor, mejor tener claros algunos conceptos.

En los últimos años, los catálogos de televisores han ido ganando en variedad y complejidad. Diferentes resoluciones y tipos de paneles han entrado en el mercado para aumentar las posibilidades del consumidor. Navegar a través de la oferta actual y buscar la mejor opción puede ser complicado. Pero con estos siete consejos lo tendrás un poco más fácil.

1. No todos los televisores son igual de Smart

Hoy todo es inteligente. O eso nos dicen. Sin embargo, la experiencia frente a un Smart TV puede ser no todo lo Smart que nos imaginamos. Interfaces lentas y complicadas de usar, o problemas de seguridad o con las actualizaciones, pueden acabar siendo un dolor de cabeza para el usuario. Por eso, aunque hoy todos los televisores sean Smart, conviene fijarse en qué tipo de sistema tienen instalado.

El sistema Smart TV de LG se apoya en webOS, un sistema operativo basado en Linux, y la integración con la tecnología de inteligencia artificial ThinQ. Esto hace que el Smart TV de LG sea totalmente personalizable, rápido y fácil de usar. Además, el sistema está certificado por UL, garantizando su resistencia frente ataques que busquen extraer la información personal del usuario.

2. Busca la inteligencia artificial real

Aunque no es tan habitual como Smart, otro de los términos de moda es el de inteligencia artificial. Y, claro, también aquí hay muchos tipos de inteligencias. Esta tecnología da sus primeros pasos como motor de recomendación de contenido y procesador de lenguaje natural. La IA fue, de hecho, una de las incorporaciones más destacadas en el segmento de los televisores en la última edición de CES en Las Vegas.

Todos los televisores LG con WebOS 4.0 están equipados con la tecnología ThinQ, integrada a su vez con Google Assistant. Esto permite al usuario hablar con el televisor. Pedirle que cambie de canal, recomiende contenido, muestre las fotos del último viaje, cambie entre configuraciones de pantalla, muestre en pantalla el pronóstico meteorológico. Todo, sin perderse entre los menús y los botones del mando. Solo mediante la voz.

Black Friday Thinq

3. Ojo a los colores en un televisor LED

Llega el momento de hablar de paneles, básicos para la mejor experiencia audiovisual. Así, a grandes rasgos, en las últimas dos décadas hemos pasado de las pantallas de tubo de rayos catódicos (CRT TV), a las de plasma, para después saltar a los paneles LED y, desde hace cinco años, disfrutar con la tecnología OLED. Hoy, las tecnologías más avanzadas como OLED conviven con diferentes evoluciones de los televisores LED.

Los paneles LCD/LED son retroiluminados, lo que en principio les restaba cierta calidad a los colores. Por eso, los televisores LCD/LED de LG incorporan una tecnología avanzada de colorimetría: Nanocell.

Se trata de partículas que se añaden directamente al cristal líquido del panel. Lo que consiguen es absorber las frecuencias de luz intermedia que generan los LEDs (colores amarillos y naranjas). Así, se aprovecha la luz azul, roja y verde más pura y se amplía el espacio RGC del televisor. Esta es la tecnología que incorporan los televisores SUPER UHD de LG, los paneles LED con resolución 4K del fabricante.

4. Y al negro puro de los OLED

La tecnología LED no se ha quedado quieta. Pero la verdadera revolución de los últimos años ha llegado de la mano de los paneles OLED. LG lleva más de tres años comercializando estos paneles en España. Son televisores que prescinden de la retroiluminación ya que cada píxel se ilumina por sí mismo y es controlado de forma individual.

En función de la resolución de la pantalla, hablamos de entre ocho y 33 millones de píxeles formados por diodos orgánicos. Eliminar la retroiluminación significa, por primera vez, alcanzar el color negro puro y real (ya que el píxel, simplemente, se apaga cuando quiere mostrar negro). Esto le da más profundidad a la imagen y hace que el resto de colores luzcan más brillantes.

Además, los televisores OLED de LG mejoran los ángulos de visión, ya que aseguran la misma experiencia desde ángulos de hasta 60º. Por otra parte, los paneles OLED de LG ofrecen la tasa de respuesta más rápida del mercado, con frecuencias de refresco de hasta 100kHz.

Black Friday Lcd Oled

5. No todo es el panel: el procesador importa

Manejar la luz es más complicado de lo que parece. Y, ya si hablamos de millones de píxeles encendiéndose y apagándose de forma individual, es una tarea casi imposible. Por eso, cada vez más, el procesador y su potencia es algo muy a tener en cuenta cuando compramos un televisor. Al fin y al cabo, es el cerebro que se encarga de la nitidez, el color, eliminar el ruido o la gestión del sonido.

Los televisores LG incorporan dos chips concretos: el Alpha 7 (α7), para televisores SUPER UHD Nanocell, capaz de procesar datos de hasta 12 bits, y el Alpha 9 (α9), de 14 bits, para OLED. El α9, dado que los paneles OLED son más exigentes, mejora en un 35% la potencia en la CPU y en la GPU y en un 50% la DDR respecto al α7.

6. El 4K, mejor certificado

El píxel es la unidad mínima de imagen. Los televisores Full HD tienen dos millones de ellos. Los 4K, ocho millones. Y los 8K (cuyos primeros televisores fueron lanzados por LG en IFA) cuentan con 33 millones. Pero, ¿es la cantidad lo que más importa? Al final, el número de píxeles se relaciona con el tamaño de la pantalla y con la distancia a la que podemos percibir los detalles de la imagen. Por ejemplo, en un televisor 4K, podemos apreciar los detalles con claridad a unos 30 cm de la pantalla.

Pero un vídeo es mucho más que píxeles. Es color, brillo, nitidez o fotogramas por segundo. Por eso, cuando buscamos un televisor 4K, otras palabras entran en juego, como WCG (Wider Color Gamut) o HFR (High Frame Rate), además de tecnologías que certifican la calidad de los píxeles y su color, como OLED o Nanocell.

La calidad es tan importante que, hoy en día, existen varias formas de certificar un televisor 4K, como Intertek en Reino Unido o TÜV en Alemania. Los paneles 4K de LG están certificados a nivel europeo por Eurofins, un sello que certifica tanto la resolución de la pantalla Ultra HD, como su compatibilidad con señales UHD, HDR y HFR, que llegan tanto por HDMI o USB como por antena o vía streaming.

7. Y con HDR y Dolby Atmos

Otros dos de los aspectos que marcan la calidad de una experiencia 4K son el color y el sonido. La tecnología HDR (siglas en inglés para color de alto rango dinámico) es, hoy por hoy, casi obligatoria en un buen panel Ultra HD. Y es que el HDR afecta directamente al rango de color que es capaz de mostrar el televisor y a su nivel de contraste. En la actualidad, existen varios formatos de HDR: HDR10, HDR Dolby Vision, Tecnicolor y HLG. Los televisores OLED de LG soportan todos ellos.

Además, aunque parezca que todo va de imagen, queda pendiente el tema del sonido. Si no queremos tener un equipo externo para ello, también hay que prestar atención a las características del audio del televisor. Las pantallas OLED de LG cuentan con tecnología Dolby Atmos, capaz de crear objetos sonoros en 3D y un sonido de 360º.

Smart, con inteligencia artificial real, evolución LED o revolución OLED, con cuidado con el procesador y el certificado, y sin olvidar aspectos como HDR o la tecnología Dolby para el sonido. Siete consejos para navegar el infinito mar de ofertas del Black Friday. Buena suerte.

Imágenes | LG

TV OLED de LG

1.499€ Comprar ahora

Producto disponible en LG y tiendas online autorizadas.

2 1024 2000

Precio oficial desde: 1.499€

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio