Publicidad

Ahorrar en médicos comiendo fruta

Ahorrar en médicos comiendo fruta
Sin comentarios

La gente que vive en España tiene la suerte de contar con una de las seguridades sociales mejores del mundo que hace que las visitas al médico nos salgan prácticamente gratuitas, por lo que cabría pensar que ponernos malos en nuestro país no nos supone perjuicio económico. No obstante no es así debido a que es posible que si causamos baja no nos paguen el 100% del sueldo, si somos autónomos no tengamos esta compensación o simplemente por las cosas que dejamos de hacer o algunos medicamentos que compramos.

De cualquier modo esta claro siempre es más económico no caer enfermo además no es del agrado de nadie hacerlo. En muchos casos el hacerlo es inevitable, pero en muchos otros una alimentación saludable y una vida sana pueden evitar que pasemos unos cuantos días en cama.

¡Cuidado!, publicamos esta oferta hace más de dos semanas, y el precio puede haber cambiado. Para no perderte ninguna oferta, suscríbete a nuestro Telegram, Twitter o síguenos en Facebook con Compradicción (con todas las ofertas) y Compradicción Lifestyle (solo con las ofertas de Moda, Belleza, Deco, Deportes y Bebés) y las recibirás en cuanto las descubramos.

Ver últimas ofertas de otros »

En concreto bajo mi opinión de ciudadano de a pie uno de los alimentos que más nos ayuda con esto son ls frutas. Siempre se ha dicho que la fruta es algo que debemos comer en cantidad de al menos dos o tres piezas diarias. Los anglosajones tienen incluso un dicho que dice: “An apple a day keeps the doctor away” que significa: “una manzana al día mantiene al médico lejos”. Nadie duda que las frutas son extremadamente saludables.

El problema se produce cuando estamos intentando ahorrar que en determinadas localidades y en algunas estaciones el comer fruta puede parecer algo bastante poco económico. Y es que por ejemplo hay veces donde solo podremos comprar manzanas por unidades en puestos por precios de un euro o cosas así. Debido a esto yo había caído en el error de no comer demasiada fruta por parecerme caro.

Pero pensándolo un poco más me di cuenta que en lugar de fruta estaba comprando una lata de refresco, una bolsa de patatas o una taza de cafe. Al final cada una de estas cosas cuestan lo mismo (si no más) que casi cualquier pieza de fruta y decidí sustituir estos productos entre horas por piezas de fruta. Mi economía no se ha visto resentida en ningún aspecto, ahora me siento mejor y tomo deliciosas frutas de estación. Os animo a probar este cambio durante un par de semanas y veréis como os quedáis con el hábito.

En Ahorro Diario | No ahorres en salud, gana en vida
Más información | Una naranja al día previene algunos tipos de cáncer
Imágen | Clarity

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios