Publicidad

Aprovecha a fondo el pan duro

Aprovecha a fondo el pan duro
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Cuántas veces hemos comprado pan, por ejemplo para una comida familiar y nos han sobrado varias barras. Al día siguiente lo vemos por la cocina y lo tiramos porque se ha puesto duro.

Es cierto que el pan no tiene un precio excesivo (aunque sigue subiendo), pero ese no es motivo para desperdiciar todas las oportunidades que nos ofrece y adquirir hábitos que nos ayudan a cuidar nuestra cuenta corriente. Estos consejos para aprovechar el pan duro son cosas que han hecho toda la vida nuestras abuelas y que nosotros hemos perdiendo.

Si os gustan los biscotes de pan tostado, os aconsejo que los hagáis en casa con el pan del día anterior. Es muy sencillo, ya que únicamente debéis tostarlo en el horno, cortarlo en rebanadas y guardarlo en un recipiente hermético o bolsa de plástico. Una forma sencilla y saludable que os permitirá recortar los casi dos euros que cuesta este pan.

¡Cuidado!, publicamos esta oferta hace más de dos semanas, y el precio puede haber cambiado. Para no perderte ninguna oferta, suscríbete a nuestro Telegram, Twitter o síguenos en Facebook con Compradicción (con todas las ofertas) y Compradicción Lifestyle (solo con las ofertas de Moda, Belleza, Deco, Deportes y Bebés) y las recibirás en cuanto las descubramos.

Ver últimas ofertas de otros »

Podéis freírlo y hacer picatostes, ideales como acompañamiento de sopas o incluso para incluirlos en algunas ensaladas como la César.

Si sois golosos podéis aprovecharlo para hacer torrijas, que aunque sean típicas de Semana Santa, a nadie le amarga un dulce. Otra idea sería incluirlo como base para flanes y puddings.

Las migas son un plato excelente para aprovechar el pan duro y las podéis hacer en sus dos vertientes: dulces (con chocolate) o saladas. Y por supuesto, para los refrescantes gazpachos y salmorejos.

Tal vez el plato estrella para elaborar con pan duro sea el salmorejo. Muy válido tanto en verano como en invierno. Y que seguro que a casi todo el mundo nos gusta. Eso si, acompañarlo de un poco de jamón y huevo picado.

Por último, también los podéis usar para hacer pan rallado. Cogéis las barras de pan y un rallador y en cinco minutos, os habéis ahorrado otro producto de la lista de la compra. ¿Se os ocurre algún uso más?

En Directo al Paladar | Receta de torrijas En Directo al Paladar | Receta de salmorejo

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios