Publicidad

Calefacción eléctrica vs calefacción de gas

Calefacción eléctrica vs calefacción de gas
Sin comentarios

Desde que coexisten estos dos sistemas de generación de calor para nuestros hogares, han habido detractores y defensores de ambos bandos. Cada tipo de calefacción tiene sus ventajas y desventajas, y nosotros deberemos elegir aquel tipo que mejor se adecué a nuestras necesidades y nuestro bolsillo.

¡Cuidado!, publicamos esta oferta hace más de dos semanas, y el precio puede haber cambiado. Para no perderte ninguna oferta, suscríbete a nuestro Telegram, Twitter o síguenos en Facebook con Compradicción (con todas las ofertas) y Compradicción Lifestyle (solo con las ofertas de Moda, Belleza, Deco, Deportes y Bebés) y las recibirás en cuanto las descubramos.

Ver últimas ofertas de otros »

Empezaremos por la calefacción de gas. Lo más común es que tengamos una caldera común para toda la casa (o bloque, o comunidad) que se encargue de calentar agua y hacerla circular por todos los radiadores del edificio. Estos radiadores, que están colocados en las habitaciones, transmiten el calor que lleva el agua caliente de su interior al aire de la estancia en la que están colocados.

Con este tipo de calefacción existen múltiples pérdidas, ya que el calor generado por el gas en la combustión no es absorbido 100% por el agua, y el resto se va por la chimenea. Además, las paredes del edificio absorben una gran parte del calor, tanto en las tuberías empotradas como al lado de los radiadores.

Para la calefacción eléctrica, vamos a diferenciar distintos tipos: la de acumuladores eléctricos, la de suelo radiante y la de bomba de calor.

  • La de acumuladores es aquella que aprovecha el menor coste de la electricidad por la noche para cargarse de calor, y liberarlo durante el día.
  • La de suelo radiante es la que está instalada por debajo del suelo y funciona a menor temperatura.
  • La de bomba de calor es aquella que genera aire caliente.

Siempre que sea posible, y mientras los costes de mantenimiento no sean elevados, la mejor opción es el suelo radiante; éste funciona a baja temperatura (menos de 30º), gastando menos energía, además de producir un calor más natural.

La bomba de calor es lo adecuado para grandes espacios que no se usen de continuo y cuya climatización deba tener una rápida respuesta.

La forma más económica de calentar nuestros hogares depende de nuestro presupuesto y el precio de la energía requerida, pero para una familia normal, a los precios actuales de los combustibles, la mejor opción es una calefacción de gas o en su defecto de gasóleo.

Enlaces En Ahorro diario | posts sobre calefacción

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios