Publicidad

Cómo ahorrar en lectura

Cómo ahorrar en lectura
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

A los que nos gusta leer, y leemos mucho, tenemos un grave problema: El precio de los libros es prohibitivo. Cualquier ejemplar decente con unas 300 páginas encuadernado en rústica no baja de 15 euros y los que somos lectores habituales nos los ventilamos en dos sentadas.

No pienso bajo ningún motivo dejar de leer pero, no obstante, se pueden articular algunos mecanismos para disminuir el coste en libros:

¡Cuidado!, publicamos esta oferta hace más de dos semanas, y el precio puede haber cambiado. Para no perderte ninguna oferta, suscríbete a nuestro Telegram, Twitter o síguenos en Facebook con Compradicción (con todas las ofertas) y Compradicción Lifestyle (solo con las ofertas de Moda, Belleza, Deco, Deportes y Bebés) y las recibirás en cuanto las descubramos.

Ver últimas ofertas de otros »

  • Recurre a todas las bibliotecas que existan en tu ciudad. Muchas de ellas presentan catálogos obsoletos, desfasados o no tocan los temas que nos interesan. Darle la vara a los responsables suele ser una buena forma para que incluyan en sus catálogos nuestras preferencias.
  • Presta o intercambia libros. La gente que de verdad lee, cuida un libro más que su propia vida, y además se pueden establecer buenas relaciones para leer libros que son propiedad de otros recibiéndo préstamos.
  • No dejes pasar las ferias del libro. Se pueden obtener ejemplares mucho más baratos que a los precios habituales.
  • Utiliza los mercadillos de segunda mano. En muchas ciudades se montan mercados de libros de segunda mano o librerías ad-hoc de compra-venta.
  • Recurre a club de lectura y similares. Además de ser bastante entretenidos, nos servirán para conocer gente e intercambiar material, con lo cual podremos seguir leyendo al mismo ritmo comprando menos.
  • Como opción más económica frente al libro tradicional, tenemos los e-books, más baratos, pero a mí, no me gustan. Si no hay más remedio se lee, pero no es lo mismo que tener un libro en la mano.
  • No olvidemos tampoco a Google-Books. Aquí podemos encontrar multitud de referencias en formato electrónico, para los que os guste leer en la pantalla del ordenador y dispositivos similares.

En siguientes entradas aportaremos más profundidad a las expuestas. ¿Se os ocurre alguna fórmula más para ahorrar en libros?

Más Información | Google – Books 
Imagen | Emiliag

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir