Compartir
Publicidad
Publicidad

Compartir Wi-fi con el vecino

Compartir Wi-fi con el vecino
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Antes de nada avisamos que muchos ISP’s prohíben expresamente en sus contratos compartir con terceros la conexión. Claro que si nos detenemos a leerlos cuidadosamente veríamos que muchos también prohíben montar un servidor FTP, o hacer uso de aplicaciones P2P o Voz-IP.

Al margen de esta advertencia compartir la conexión a Internet puede suponer desde el 50% de ahorro, o más en caso de hacerlo entre más de dos personas. Teniendo en cuenta que una conexión medianamente decente generalmente cuesta alrededor de 400 euros al año, ahorrar la mitad de ese dinero resulta muy interesante.

La idea puede resultar especialmente atractiva en los casos de personas que por distintos horarios de trabajo u otro motivo hacen uso de la conexión en horas diferentes. Claro que también presenta algún inconveniente a tener en cuenta:

¡Cuidado!, publicamos esta oferta hace más de dos semanas, y el precio puede haber cambiado. Para no perderte ninguna oferta, suscríbete a nuestro Telegram, Twitter o síguenos en Facebook con Compradicción (con todas las ofertas) y Compradicción Lifestyle (solo con las ofertas de Moda, Belleza, Deco, Deportes y Bebés) y las recibirás en cuanto las descubramos.

Ver últimas ofertas de otros »

Si la conexión está a nuestro nombre y la otra persona la utilizase para cometer actos delictivos podríamos vernos en problemas con la justicia. Aprovecho este punto para avisar a todos los que tienen wifis totalmente abiertas de la conveniencia de tomar ciertas medidas de seguridad si quieren evitar posibles sustos.

Aunque ya sabemos todos que ninguna red wireless es totalmente segura. Lo más conveniente con el fin de cubrirnos las espaldas es proponerle la idea a alguien que ya la tenga la red en funcionamiento, lo cual nos servirá además para comprobar previamente que disponemos de señal suficiente.

La forma de hacerlo, tal y como señala Emilio Marquez en su blog, podría ser sencillamente dejar una nota en el portal, indicando al propietario de la red XXXX que se ponga en contacto con nosotros con el fin de abonarle una cantidad a determinar a cambio de que nos permita emplear su red.

Tampoco sería una mala idea llegar a un acuerdo con una oficina o comercio cercano. Posiblemente nos interese conectarnos a horas diferentes en las que desarrollan su actividad, por lo que permitiría aprovechar al máximo el ancho de banda y a ellos no les supondría ningún inconveniente sino todo lo contrario.

Foto | Jason Cartwright’s photostream
En Ahorro diario | Navegar por Internet gratis sin tener ordenador

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos