Publicidad

Consejos financieros para un adolescente I

Consejos financieros para un adolescente I
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Cuando eres adolescente no nos damos cuenta de lo dificíl que es ganar un euro. Luego vas creciendo y te das cuenta de uno de los principios más importantes de la economía: Los recursos son limitados. Así que te toca comenzar a gestionar lo poco que recibes con la gran variedad de cosas que puedes/quieres hacer o tener. Así que cuanto antes aprendamos mejor.

Los siguientes consejos te servirán como adolescente para comenzar a tener tu propia economía personal y de esta manera poder ser feliz de conseguir una buena gestión. Y también te servirán si eres padre o madre para comenzar a educar a tus hijos, en algo tan importante como son las finanzas personales.

¡Cuidado!, publicamos esta oferta hace más de dos semanas, y el precio puede haber cambiado. Para no perderte ninguna oferta, suscríbete a nuestro Telegram, Twitter o síguenos en Facebook con Compradicción (con todas las ofertas) y Compradicción Lifestyle (solo con las ofertas de Moda, Belleza, Deco, Deportes y Bebés) y las recibirás en cuanto las descubramos.

Ver últimas ofertas de otros »


No lleves nunca tarjetas de crédito.


Así de claro. Si te la ofrecen en el banco córtala, tírala, haz lo que quieras, pero no la utilices. Aunque tengas suficiente dinero ahorrado para pagar lo que compras, hay una serie de comisiones que te cobran los bancos que es dinero que se esfuma. La última tarjeta que me propusieron de Mastercard creo que eran 12 Euros anuales. ¿Se me va a ocurrir a mí tirar 12 euros al año? Ni de broma.

Así que apáñate con una tarjeta de débito, con la que podrás operar sin problemas. Y si encima es un Carnet Joven mucho mejor porque podrás beneficiarte de descuentos y ventajas en muchas tiendas.

Aprende a ahorrar.


Muchas personas no son conscientes de el gran esfuerzo que supone ahorrar. No saben que hay que aprender a quitarse de ciertas cosas para conseguir otras. Es por ello que debemos comenzar a ejercitar nuestra capacidad de ahorro. ¿No te das cuenta que al final sales beneficiado tú?

Cómprate una hucha, búscate un objetivo (Una Wii, un iPod, cualquier cosa que te cueste conseguir) y comienza a meter todos las semanas cierta cantidad fija, aunque sea muy poco. Pero no dejes ni una semana de hacerlo, aunque te tengas que quitar de otros caprichos.

Comienza a plantearte el trabajar.


Una cosa que quede claro, lo primero que hay que hacer es estudiar. Eso sí, hay muchos jóvenes que consiguen un dinero extra trabajando o los fines de semana o los veranos. ¿Por qué no lo intentas tú? Muchos lo hacen cuidando niños más pequeños, o participando en negocios familiares.

Es mucha responsabilidad, pero seguro que estás preparado.  

Próximamente | Consejos financieros para un adolescente II
Foto | lenifuzhead

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios