Publicidad

Cosas que nunca deberías comprar nuevas

Cosas que nunca deberías comprar nuevas
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

El mercado de segunda mano en España, al contrario que en EEUU, está lleno de prejuicios. Allí sitios como craigslist hacen furor, y es típico encontrar gente montando sus propios mercadillos en sus garajes para deshacerse de las cosas que ya no les sirven.

Sin embargo esta misma reticencia a comprar cosas usadas hace que el mercado se ajuste a favor de los buscadores de chollos. A menor demanda, los vendedores se ven obligados a vender más barato.

El ejemplo más claro son los vehículos de segunda mano. La mayoría de la gente piensa, en parte con razón, que la única persona que desearía vender un coche que acaba de adquirir es aquella que descubre que ha comprado un cacharro. De modo que aunque no lo sea, los potenciales compradores automáticamente aplican esta devaluación.

¡Cuidado!, publicamos esta oferta hace más de dos semanas, y el precio puede haber cambiado. Para no perderte ninguna oferta, suscríbete a nuestro Telegram, Twitter o síguenos en Facebook con Compradicción (con todas las ofertas) y Compradicción Lifestyle (solo con las ofertas de Moda, Belleza, Deco, Deportes y Bebés) y las recibirás en cuanto las descubramos.

Ver últimas ofertas de otros »

Como consecuencia el mismo día en que un coche sale del concesionario ya ha perdido casi un tercio de su valor. Es en este punto, en el que la mayoría de las personas sólo ven un alto riesgo donde otras, con los conocimientos adecuados de mecánica, pueden encontrar auténticas gangas.

Otro sector en desequilibrio es el de los libros, películas y videojuegos. Salvo escasas excepciones, rara vez querremos volver a leer una novela, o ver una película más de una o dos veces. Por su parte los jugones suelen perder el interés por la mayoría de videojuegos una vez lo han acabado.

Esto da lugar a que exista un gran mercado de segunda mano a un precio realmente bajo para este tipo de cosas, ya que además tienen que competir con la gratuidad de las bibliotecas y los alquileres de video-clubs, que serían nuestra primera opción por las mismas razones citadas anteriormente.

Otro nicho de mercado donde buscar gangas es en el mobiliario de oficina y tiendas. Y es que 3 de cada 10 empresas se ven obligadas a cerrar antes de los 2 años. Esto significa que si buscamos bien podemos encontrar cosas relativamente nuevas a un precio muy rebajado “por cese de negocio”.

Los buenos propósitos que terminan en saco roto también dan lugar a suculentos saldos. La compra de material deportivo que después nunca se usa y termina cogiendo polvo terminará, con mucha seguridad, como anuncio en algún medio de segunda mano.

Hay otros objetos que sólo se aprovechan durante un tiempo determinado, inferior a su vida útil. Como por ejemplo los trajes de novia, piezas de desguace, o la cuna y el cochecito de los bebés, que cada día crecen más rápido.

Pare terminar, y matizando que en este caso no se trata de cosas sino de seres vivos, habiendo mascotas abandonadas o que necesitan un dueño que las cuide, me parece una actitud mucho más lógica adoptar en vez de comprar.

Siempre pueden encontrarse chollos en otros ámbitos. Vendedores que por prisa, necesidad o desconocimiento del valor a mercado venden por debajo del precio que podrían obtener. Así por ejemplo se me ocurre el caso de joyas que son empeñadas, o viviendas que deben ser vendidas para evitar un inminente embargo.

Estar bien informado de lo que se compra, saber donde buscar y no tener ninguna prisa son las claves para cazar los chollos. Nunca dejes de considerar la posibilidad de adquirir, según qué cosas, en el mercado de segunda mano.

Foto | John Beagle
Vía | MSN Money

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios