Publicidad

Guía de las compras online: nuestros consejos para una compra segura

Guía de las compras online: nuestros consejos para una compra segura
1 comentario

Publicidad

Publicidad

Las compras online nos facilitan mucho la vida, además de hacernos ahorrar tiempo e, incluso, dinero. Nos proporcionan también acceso a determinados productos que, quizá, de otra manera no podríamos comprar.

Pero también existe el riesgo al comprar a distancia. ¿Me llegará mi pedido? ¿Es lo que esperaba? Hoy te ofrecemos nuestros consejos para comprar de una manera segura.

¡Cuidado!, publicamos esta oferta hace más de dos semanas, y el precio puede haber cambiado. Para no perderte ninguna oferta, suscríbete a nuestro Telegram, Twitter o síguenos en Facebook con Compradicción (con todas las ofertas) y Compradicción Lifestyle (solo con las ofertas de Moda, Belleza, Deco, Deportes y Bebés) y las recibirás en cuanto las descubramos.

Ver últimas ofertas de otros »

Compara precios

Antes de comprar algo, si no conoces el precio habitual del producto en cuestión, es recomendable comparar el precio en varias tiendas. Esto te resultará útil para conocer la horquilla de precios en la que se mueve un mismo producto y, además, para saber si las principales tiendas lo venden.

Por ejemplo, podrías encontrar un televisor con un importante descuento. Pero al comparar los precios descubres que ninguna otra tienda ofrece ese modelo de televisor. ¿Podría tratarse de un producto descatalogado? No es algo alarmante, pero es bueno conocer si estás comprando un modelo actual o de hace un par de años.

Gastos de envío

Es recomendable comparar siempre precios teniendo en cuenta los gastos de envío. Los precios entre varias tiendas pueden ser muy similares y, normalmente, nos decantamos por la más barata. Pero, a la hora de pagar, nos encontramos con unos gastos de envío excesivos. Lo que nos hemos ahorrado en el precio del producto nos lo están cobrando de más en el transporte.

Existen webs de envíos, como Genei o Packlink, en las que, por ejemplo, enviar un teléfono móvil de una punta a otra de España no suele superar los 6 euros con seguro de pérdida incluido. Si una tienda te cobra 18 euros por el envío de un producto similar, quizá, esté inflando el precio de los gastos de envío. Piensa que tiendas como Amazon cobran apenas 3 euros por un envío.

Conexión Segura

Es importante que, en el momento de pagar, este pago se haga mediante una conexión segura. Por ejemplo, si pagas mediante tarjeta, lo más habitual es que se abra una ventana de conexión segura con la entidad bancaria.

Además, cada vez son más las tiendas que están adheridas a los sistemas Verified by Visa y MasterCard Secure Code. Cuando realizas una compra, además de solicitar el CVV (ese código de tres dígitos que se encuentra en el reverso de tu tarjeta), te enviarán un SMS a tu móvil con el importe de la compra, el nombre de la tienda y una clave para confirmar el pago.

Cvv

Cuidado con las gangas

Si algo parece demasiado bueno para ser verdad es que, probablemente, no lo sea. Es cierto que, algunas veces, hay una diferencia de precio considerable de una tienda a otra. Debemos saber distinguir entre lo plausible y lo verdaderamente improbable.

Cuando la tienda online tiene cierta reputación, permite usar las formas de pago más habituales e incluso la recogida en alguna de sus tiendas físicas, puede ser una buena oportunidad.

En cambio, si la tienda es relativamente nueva, nos obligan a pagar por adelantado mediante una transferencia y no hemos encontrado opiniones sobre ella... mucho cuidado.

Formas de pago

La mayoría de las tiendas se limitan a lo más cómodo y rápido: tarjeta o Paypal. Es, además, lo más recomendable. Ambas formas de pago te ofrecen protección frente a un eventual fraude.

Si, por ejemplo, no recibieses tu pedido Paypal cuenta con la protección al comprador para solucionarlo. En el caso de compras con tarjeta el funcionamiento es algo más complicado, pero también es efectivo. Basta con contactar con tu banco y comunicar que has realizado una compra y no la has recibido en el plazo estipulado. En la entidad bancaria iniciarán una retrocesión del cargo y se ocuparán de contactar con la empresa que lo ha realizado para comprobar si, realmente, esto ha sido así.

Si dispones de banca online es posible que puedas reclamar la operación directamente desde la web de tu banco:

Reclamar Operacion

Existen otras formas de pago, como el contra reembolso o la transferencia bancaria. Incluso algunas tiendas ya ofrecen el pago aplazado.

Los pagos contra reembolso tienen el hándicap del dinero en efectivo. Para pequeñas compras puede resultar cómodo si no queremos comprar con nuestra tarjeta. Pero para compras de importes elevados puede no serlo tanto. Además, debemos tener el importe exacto, ya que los transportistas pueden no tener cambio.

Si optas al contra reembolso porque no dispones de tarjeta puedes utilizar tarjetas prepago como la de Correos. Recargas, en efectivo, el dinero que vas a gastar online y la puedes utilizar como cualquier otra tarjeta.

Correos Prepago

El pago por transferencia bancaria es el menos recomendado. Al no ser inmediato, como un pago con tarjeta, tendremos que esperar a que la tienda reciba el pago para que tramite nuestro pedido.

Pero, además, una vez enviado el pago resulta prácticamente imposible cancelarlo. Por lo que si un pedido no nos llegase, y la tienda se desentendiese, no tendremos más remedio que poner una denuncia para recuperar nuestro dinero.

En cuanto a las modalidades de pago aplazado, que ofrecen algunas tiendas en la actualidad, debemos prestar atención a la cantidad total que acabaremos pagando. Pueden resultar atractivas en los casos de pagos sin intereses pero, si no es así, es importante conocer de antemano el importe total adeudado y comparar con lo que pagaríamos si no financiásemos el producto.

Devoluciones

Además de los dos años de garantía, en las tiendas españolas, la ley es clara respecto a las devoluciones: dispones de 14 días naturales para devolver un producto sin coste para ti y sin explicaciones.

Si una tienda no te ofrece esta posibilidad debes desconfiar. Es más, muchas tiendas han optado por doblar este tiempo y ofrecen 30 días para devoluciones. Incluso hay tiendas de ropa online, como Zalando, que llegan a ofrecer 100 días para retornar tu pedido. Y siempre te lo harán saber ya que, de cara al consumidor, resulta muy tranquilizador saber que puede devolver un producto si no le gusta.

Eso sí, aunque las tiendas suelen asumir ese coste, los gastos de devolución pueden correr de tu cuenta. Es decir, el coste de los gastos de envío del producto desde tu casa hasta la tienda. Si se da el caso, y has pagado mediante paypal, te los abonarán.

También has de tener presente que no todos los productos se pueden devolver. En la música, videojuegos, revistas, alimentos, productos personalizados o hechos a medida, etcétera no es aplicable el desistimiento.

Algo también muy importante es que la tienda responde de la pérdida o deterioro de los pedidos hasta que sean entregados al cliente. Es decir, si la empresa de transportes perdiese el paquete, es la tienda quién ha de enviarte otro o reembolsarte el dinero. No eres tú el que tiene que lidiar con la mensajería.

Amazon

Recalcar que la ley también indica que el cliente debe devolver el producto en el mismo estado en el que fue entregado. Por lo que si piensas en comprar una piscina desmontable para tus vacaciones y devolverla antes de treinta días te deseo mucha suerte. Es más, tiendas como Amazon han empezado a cancelar cuentas de clientes debido a la picaresca.

Todo empieza con un mensaje: "Hemos cerrado su cuenta de Amazon.es y cancelado sus pedidos pendientes. Aún más, cualquier reclamación de Garantía de A-Z pendiente ha sido cancelada y cualquier otra nueva cuenta que abra también será cerrada"...

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios