Haciendo números a la hora de alquilar un piso

Haciendo números a la hora de alquilar un piso
Sin comentarios

Por experiencia propia, no puedo dejar de comentar en Ahorro diario lo complicado que se ha vuelto el encontrar un piso en el que vivir, por mucho que me hablen de bajada en los alquileres. Estoy hablando de un piso de una habitación sí, que sea bonito a la par que económico, que no dé la impresión de viejo y descuidado nada más entrar por la puerta. En fin, un piso para estar cómodo.

¡Cuidado!, publicamos esta oferta hace más de dos semanas, y el precio puede haber cambiado. Para no perderte ninguna oferta, suscríbete a nuestro Telegram, Twitter o síguenos en Facebook con Compradicción (con todas las ofertas) y Compradicción Lifestyle (solo con las ofertas de Moda, Belleza, Deco, Deportes y Bebés) y las recibirás en cuanto las descubramos.

Ver últimas ofertas de otros »

Pues bien, en el caso de Santiago de Compostela la situación se vuelve desesperante. Vale que sea una ciudad en la que predominan los estudiantes, pero no todos nos vamos a conformar con cualquier cosa. Si te vas a algo que esté medianamente nuevo, lo que buscas está por encima de los 400 euros seguros, más todos los gastos que se te vienen encima de internet y demás facturas.

La comunidad aparte, y llegando en algunos casos a los 40 euros más, raro es que esté incluída. A todo ello, está claro tienes que sumarle el comer. En total no bajas de unos 600 al mes, que no es poco para una persona sola. Porque sí, no todos los que buscan un piso de una habitación (aunque sea de matrimonio la cama) lo hacen para irse a vivir en pareja. Y entre dos, resulta más asequible claro, ¿pero y para uno? Hay que ponerse a hacer números, y las cuentas no salen.

He visto de todo, desde pisos con baños de hace 30/40 años por los que piden 370 euros de alquiler, hasta cocinas con lavadoras que no sabrías si eso iba a funcionar o explotar al encenderlas. Sofás de casas de mis abuelos que, digo yo, por lo que cuesta un sofá en Ikea bien podían preocuparse los propietarios de hacer una pequeña 'inversión', que por lo menos da otra imagen.

Por no hablar del trato que me han dado en alguna inmobiliaria que no voy a citar, pero que ha sido de pena. Para empezar: escúcheme lo que le estoy pidiendo, me da igual el piso que quiera alquilar usted a toda costa. No me va a gustar. No me haga ir dos días en la misma semana porque por mucho trabajo que usted tenga, yo también estoy perdiendo mi tiempo. Y vale tanto como el suyo.

Imagen | Chaquetadepollo
En Ahorro diario | Compartir piso cuesta un inapreciable 2 % menos que hace un año

Temas
Comentarios cerrados
Inicio