Publicidad

Low cost... ¿libertad o complicidad con el sistema?

Low cost... ¿libertad o complicidad con el sistema?
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Hace unos meses, el Disseny Hub Barcelona (DHUB), conjuntamente con las asociaciones ADIFAD y ADG-FAD, presentaron en la Sala de Exposiciones del FAD (Fomento de las Artes y del Diseño) una exposición sobre el fenómeno low cost, entendido como un proceso económico que se puede considerar la quintaesencia del capitalismo.

La muestra quiso hacer reflexionar a los visitantes sobre este fenómeno, que no tiene nada de nuevo, ni tiene que ver en modo alguno con la crisis económica, sino que va implícitamente ligado al capitalismo y la producción masiva, de bajo coste y alta difusión... en definitiva, el consumo de masas. ¿El low cost nos hace libres o cómplices del sistema?

¡Cuidado!, publicamos esta oferta hace más de dos semanas, y el precio puede haber cambiado. Para no perderte ninguna oferta, suscríbete a nuestro Telegram, Twitter o síguenos en Facebook con Compradicción (con todas las ofertas) y Compradicción Lifestyle (solo con las ofertas de Moda, Belleza, Deco, Deportes y Bebés) y las recibirás en cuanto las descubramos.

Ver últimas ofertas de otros »

Desde finales del siglo XIX, con el lanzamiento de las bicicletas modernas, y pocos años después con el lanzamiento del primer modelo de coche de gran difusión, el Ford T, apareció el fenómeno del low cost, productos estandarizados de bajo coste y consumo masivo.

Estos medios personales de transporte traen a una creciente demanda de autogestión, tanto en su manejo como en su mantenimiento. Su reparación, puesta a punto y mejora consolidan la vía do-it-yourself (hazlo tú mismo), lo cual recluye gradualmente al individuo en su hogar. Es el comienzo de negocios como el de Ikea.

Paralelamente, los servicios optimizan sus recursos y se acercan al consumidor, a través del self-service, saltándose parte de la cadena de valor añadido. Ya en los años 80, y más entrados en los 90, la desregularización del sistema económico y del transporte conduce al nacimiento de los vuelos aéreos low cost.

La proliferación del uso de tecnologías y medios de comunicación digitales, logran que el consumidor contacte directamente, y sin intermediarios, con el proveedor de sus servicios. Esto, por una parte, "democratiza" el acceso al consumo de todo tipo de servicios y productos a todas las capas sociales, pero por otro lado, "profesionaliza" el tiempo libre y de la gestión familiar y doméstica, conduciendo al bricolage, a la jardinería, al montaje sus propios los muebles, a la tienda de campaña, a la caravana, a la automedicación... pero también al crédito o al pago a plazos, haciendo posible la paradoja de disponer de más servicios sin gastar, aparentemente, más dinero.

Progresivamente, la autogestión ha dejado de ser una simple función, para convertirse, con el tiempo, en una forma de vida que hace del ciudadano co-responsable del sistema.

La pujanza del término low cost en un período de crisis no ha de esconder el hecho que el capitalismo es, desde sus inicios, low cost.

Imagen l mconnors en morguefile.com Vía l fad En Ahorro diario l Downshifting, vive con menos cosas, disfruta más la vida

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios