Publicidad

Vivir con un euro al día

Vivir con un euro al día
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Todo comenzó con la boda de su hermano. Kath Kelly quería hacer a los novios un regalo suntuoso, sin embargo no tenía dinero para hacerlo. Tras tomarse unas copas con sus amigos decidió tomar una medida extrema: gastar sólo una libra al día para poder ahorrar.

Sus amigos bromearon “tal vez en Bangladesh” y finalmente la cosa terminó en apuesta. Años más tarde Kath cuenta su experiencia en un libro titulado Como viví un año con sólo una libra al día donde cuenta sus trucos y asegura que finalmente todo resultó más sencillo de lo que esperaba.

¡Cuidado!, publicamos esta oferta hace más de dos semanas, y el precio puede haber cambiado. Para no perderte ninguna oferta, suscríbete a nuestro Telegram, Twitter o síguenos en Facebook con Compradicción (con todas las ofertas) y Compradicción Lifestyle (solo con las ofertas de Moda, Belleza, Deco, Deportes y Bebés) y las recibirás en cuanto las descubramos.

Ver últimas ofertas de otros »

Hay que reconocer que dicho presupuesto no incluía el alquiler, como es obvio. Pero sí todo lo relacionado con su alimentación, ocio, ropa, y transporte.

Cada mañana preparaba una sopa de pollo con los huesos que le regalaba el carnicero y las verduras más baratas que podía encontrar. Descubrió que algunos comercios vendían al final del día el género que les había quedado rebajado de precio.

El campo le proveía de manzanas, moras y avellanas. Además no se perdía un sólo evento, presentación o fiesta donde hubiese comida gratis.

Se bastaba con los perfumes y cosméticos de muestra que regalan en las droguerías, y comenzó a acudir a academias de peluquería donde le arreglaban el pelo gratis.

Abandonó definitivamente el teléfono móvil y comenzó a desplazarse a todos los sitios andando o en bicicleta. Asegura que lo peor de esto era cuando no hacía buen tiempo.

Pudo mantener sus necesidades de ocio cubiertas visitando con frecuencia bibliotecas públicas donde leía la prensa y sacaba libros y DVD’s. Incluso en su libro cuenta cómo pudo irse de vacaciones a Francia haciendo autostop.

Asegura que durante todo el año sólo hubo un acontecimiento que le hizo salirse de su presupuesto: una inesperada visita al dentista.

Antes, me gustaba gastar dinero, como a todo el mundo, pero ahora no veo la necesidad de comprar ciertas cosas. Todavía vivo muy austeramente, aunque probablemente gasto más de £ 1 al día. Mi consejo es consumir menos, comprar sólo lo que se necesita y no todo lo que apetece, y renunciar a las marcas.

Sin duda en campos como el ocio, el transporte o la imagen personal es donde más margen de ahorro tenemos. Lo que no sé es hasta qué punto alguien puede llevar una alimentación medianamente saludable con este presupuesto.

Vía | timesonline y thisismoney
En Ahorro diario | Buscarse la vida con sólo 20 euros

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios