Publicidad

Ya llega el frío; cómo ahorrar en calefacción

Ya llega el frío; cómo ahorrar en calefacción
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Aprovechando la llegada del frío vamos a recordar algunas pautas para gastar lo justo en calefacción. En primer lugar hay que realizar la correspondiente purga anual en los radiadores de toda la casa para maximizar su eficiencia durante todo el invierno.

En cuanto a la temperatura, entre 19 y 21 ºC durante el día es más que suficiente. No se trata de pasar frío sino de concienciarnos que en invierno ir en manga corta puede no ser lo más adecuado precisamente.

Debemos tener en cuenta que cada grado adicional nos encarecerá la factura un 15% de media según el Instituto para la Diversificación de la Energía (IDAE), la OCU calcula una diferencia de 110 euros al año sólo por bajar el termostato a los 20 ºC.

¡Cuidado!, publicamos esta oferta hace más de dos semanas, y el precio puede haber cambiado. Para no perderte ninguna oferta, suscríbete a nuestro Telegram, Twitter o síguenos en Facebook con Compradicción (con todas las ofertas) y Compradicción Lifestyle (solo con las ofertas de Moda, Belleza, Deco, Deportes y Bebés) y las recibirás en cuanto las descubramos.

Ver últimas ofertas de otros »

Cuando vayamos a salir de casa conviene bajar la temperatura a 15 ºC, mientras que por la noche buscaremos calor bajo un buen nórdico que nos permita regular la calefacción en 15-17 ºC o incluso si el clima lo permite desconectarlo completamente.

Además de no excedernos en cuanto a temperaturas el aislamiento térmico es fundamental para no derrochar energía. Que se hayan contemplado buenas maneras en la construcción de nuestra casa es importante, pero hay otros aspectos que podemos mejorar nosotros:

  • Tapar juntas y rendijas por las que se pueda escapar el calor, especialmente en puertas y ventanas.
  • Hacer uso de las persianas y las cortinas, dejando pasar la luz del sol por el día y protegiendo del frío del exterior por las noches.
  • Vestir el suelo con alfombras.
  • No colocar objetos encima o delante de los radiadores que puedan obstaculizar la propagación del calor.
  • Instalar dobles cristales si nuestra casa no cuenta con unos ya.
  • Cerrar las puertas de cada habitación.
  • Ventilar la casa con la calefacción apagada. 10 minutos es suficiente.

Foto | E. Bartholomew
En Ahorro diario | La falacia del bajo consumo en los radiadores eléctricos de calor azul¿Qué tarifa de gas conviene más?

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios