Compartir
Publicidad
Análisis de la cámara IP Yi Domo 1080p: múltiples posibilidades para vigilar tu casa por muy poco dinero
Electrodomésticos y Hogar

Análisis de la cámara IP Yi Domo 1080p: múltiples posibilidades para vigilar tu casa por muy poco dinero

Publicidad
Publicidad

Probamos hoy la Yi Dome 1080p, una cámara de vigilancia económica que te dará casi todas las prestaciones que se pueden esperar de un dispositivo de este tipo sin pagar demasiado. Si estás interesado en hacerte con uno (o varios) de estos dispositivos, sigue leyendo, que posiblemente esta cámara de Yi te interese.

¡Cuidado!, publicamos esta oferta hace más de dos semanas, y el precio puede haber cambiado. Para no perderte ninguna oferta, suscríbete a nuestro Telegram, Twitter o síguenos en Facebook con Compradicción (con todas las ofertas) y Compradicción Lifestyle (solo con las ofertas de Moda, Belleza, Deco, Deportes y Bebés) y las recibirás en cuanto las descubramos.

Ver últimas ofertas de electrodomésticos y hogar »

Estamos ante una cámara que, como sabréis, aunque venga bajo el logo de Yi, esconde tecnología Xiaomi. En una caja sin demasiadas pretensiones, encontramos lo básico para comenzar a funcionar: unas escuetas instrucciones (aunque no hace falta más), un cable micro USB, una base de plástico y un par de tornillos para colgar la cámara del techo si esa es la ubicación que queremos, y la propia cámara.

Yi Dome

El cable Micro USB es siempre necesario, ya que esta cámara no cuenta con batería. Por su parte, la cámara cuenta con ranura micro SD, un botón reset, dos indicadores LED y el conector USB para la alimentación así como uno Ethernet, este sí, opcional, ya que también se puede conectar a la red mediante WiFi.

Para usarla, sólo necesitamos descargar la app Yi Home, disponible tanto en Android como en iOS, de manera gratuita, por supuesto.

Una vez en nuestro smartphone, sólo tendremos que dar de alta un usuario, y emparejar la cámara, dándole acceso a nuestra WiFi si preferimos la vía inalámbrica, y mostrándole un código QR que aparecerá en la pantalla de nuestro smartphone, en la app.

App

Una vez hecho esto, la cámara y su control estarán a nuestra disposición, permitiéndonos nombrarla para saber qué cámara estamos usando, ya que el sistema permite el control de varias de ellas, montando un sistema de seguridad completo.

Estamos ante un completo dispositivo que, si bien en calidad de materiales y acabados simplemente cumple, (aunque tampoco pedimos más para una cámara a dejar colgada del techo), por muy poco dinero nos ofrece muchas funciones, habitualmente presentes en cámaras y sistemas mucho más caros:

  • Grabación y captura de imágenes en alta y baja definición
  • Visión nocturna
  • Captura de imágenes en angular de hasta 180º
  • Sonido bidireccional
  • Almacemiento en la nube (de pago), en tarjeta Micro SD y en nuestro smartphone
  • Detección de movimiento y alertas
  • Modo vigilabebés
Funciones

Desde la app, nos damos cuenta de que son muchas las opciones de control que nos ofrece. Por un lado, para dirigir la cámara, contamos con una especie de joystick táctil, parecido a la clásica clickwheel de los iPod. Con él podemos dirigirla hacia donde deseemos, manteniéndonos dentro de los límites físicos que el sistema de esfera le impone. Una vez alcanzados recibiremos el mensaje “Esto es lo más lejos que puedo ir!”.

App 2

Dentro de la interfaz de la app, contamos con varias posibilidades: definición SD o HD, con la ventaja en velocidad de transferencia o calidad que deseemos, claro. Selector de sonido on off, para activar o desactivar el micro de la cámara. Botón para activar la grabación de vídeo, un botón más para activar el micro del smartphone y hablar a través del altavoz de la cámara. Botón de captura de instantáneas, y un botón para poner la imagen a pantalla completa.

Por supuesto, también tenemos opciones de configuración y subida a la nube (que hay contratar), otro botón que nos lleva a la pantalla de activación o desactivación del rastreo de movimiento y un último botón más para acceder al listado de alertas y notificaciones (que se pueden reflejar también en Apple Watch y otros relojes).

Su lente nos ofrece la posibilidad de tomar panorámicas de 360º compuestas de varías imágenes, aunque su montaje por la propia app deja mucho que desear, mientras que el ángulo de visión “simple” es de unos 108º, pudiendo rotar en 345º en horizontal y en 115º en vertical.

La calidad de imagen entra dentro de lo esperable en un dispositivo de estas características. Gracias a su visión nocturna con LED de infrarrojos, el ruido, al menos visto desde la pantalla del smartphone en grabaciones a oscuras es aceptable, permitiendo en todo momento saber qué ocurre en nuestro hogar sin muchas más pretensiones. No así la calidad del sonido, que se queda en tan sólo regular. 

Además, con las alertas de movimiento activadas (se pueden activar o desactivar desde la app en cualquier momento), podemos estar tranquilos, que recibiremos un aviso si se produce cualquier actividad indeseada. Es además una función ideal si queremos usar esta Yi Home como vigilabebés.


Cabe decir también que todas las funciones a nuestro alcance son simples e intuitivas. En poco más de 10 minutos tendremos controladas todas las posibilidades que el combo Yi 1080p + Yo Home nos ofrece.

En cuanto al almacenamiento, tenemos, como decíamos al principio, la posibilidad de usar una tarjeta Micro SD como soporte, grabar en nuestro smartphone o suscribirnos a un plan de almacenamiento de Yi Cloud, con precio de 48 euros al año o por 17,99 por un trimestre, con posibilidad de elegir sobreescribir nuestras grabaciones cada mes, cada quincena o cada semana. Podemos además elegir si queremos hacer grabación continua o si queremos que sólo se grabe cuando se detecta movimiento, permitiendo así la grabación desde uno o más dispositivos con un sólo usuario de Yi Cloud.

En definitiva, estamos ante un dispositivo que nos ofrece exactamente lo mismo que muchos otros, pero por una fracción de su precio. Se le puede echar en cara una falta de mejores materiales, pero como decíamos antes es algo superfluo en una cámara que no vamos a tener en mano. Eso sí, hay que tener claro que no es una cámara para exteriores. Sus plásticos no durarían mucho expuestos al sol y las inclemencias del tiempo.

Teniendo esto claro, estamos ante una compra más que aconsejable si no pedimos muchos más. Y ahora que nos vamos de vacaciones, no viene mal dejarse colocada alguna de estas Yi que podemos encontrar en Amazon por apenas 50 euros.

Yi Dome 2

Lo mejor:

  • Precio
  • Opciones
  • Posibilidades de control

Lo peor:

  • Materiales
  • No ser una cámara para exteriores
  • Grabaciones de sonido de mala calidad

Tienes más información sobre esta cámara IP en la página oficial del producto.

El terminal ha sido cedido para la prueba por parte de Yi Technology. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.

      
Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio