Publicidad

El juguete más barato del mundo

El juguete más barato del mundo
Sin comentarios

Hay un juguete que puede ser considerado el más barato del mundo, le llaman “imaginación”. Con el se puede jugar a todo lo que se te pase por la cabeza, no hay límites. Con un palo puedes jugar a ser un pirata y con unas piedras hacerte un castillo. En fin, ¿es posible jugar actualmente sin que el juguete en si, haya estado o esté enchufado a la corriente eléctrica o necesite pilas? SI.

Los niños de antes no nos aburríamos nunca, incluso estando solos nos inventábamos lo que fuera para jugar. Ahora no lo veo, te paseas por cualquier parque y casi todos tienes su bici, sus patines, su DS, su coche teledirigido o su muñeca parlanchina. Voy a intentar echar la vista atrás y acordarme de cómo se puede jugar sin gastar dinero.

¡Cuidado!, publicamos esta oferta hace más de dos semanas, y el precio puede haber cambiado. Para no perderte ninguna oferta, suscríbete a nuestro Telegram, Twitter o síguenos en Facebook con Compradicción (con todas las ofertas) y Compradicción Lifestyle (solo con las ofertas de Moda, Belleza, Deco, Deportes y Bebés) y las recibirás en cuanto las descubramos.

Ver últimas ofertas de otros »

  • Rescate. Dos equipos, uno corre y el otro les tiene que pillar. Al jugador que pillen se le pone con una mano en la pared y la otra para que se la de al siguiente que pillen, si alguno del equipo que corre toca la mano del último jugador que han pillado salva al equipo entero. Siempre me acuerdo de que perdíamos las chicas, debía de ser por los vestidos.
  • Escondite. Se echa a suerte a quien le toca contar con los ojos tapados, los demás se esconden. Una vez que acaba se pone a buscar y una vez hallado corre hasta casa (donde contó) y toca con la mano y pronuncia su nombre Por el contrario el jugador que ha sido pillado o no, si corre más que el que contó y toca antes casa, está salvado.
  • Escondite inglés. ¿Quien no ha escuchado nunca esta frase? “Al escondite inglés, sin mover la manos y los pies”, uno, dos y tres. Uno se la queda y mirando a una pared lo canta, los demás están a varios metros de el, cuando acaba la canción se da la vuelta y a quien pille sin estarse quieto como una estatua, lo elimina.
  • Churro. Mi preferido y uno donde mejor se comprobaba, por aquel entonces, que las niñas éramos iguales de fuertes que los niños. Se forman dos equipos y se echa a suertes quien se la queda. El equipo perdedor se coloca contra una pared, se pone uno de pie y sujeta la cabeza del compañero con las manos a la altura de su cintura. Los demás se van poniendo detrás con la cabeza entre las piernas de el que está delante y así sucesivamente. El equipo contrario va saltando encima agarrándose bien, perdiendo si algún componente toca suelo. Cuando salta el último dice “Churro (se toca la muñeca), media manga (el codo) o manga entera (el hombro) y el equipo que está debajo dice uno al azar, si lo adivinan se cambian lo papeles.

He recordado a lo que más jugaba yo, pero hay infinidad de otras maneras de jugar con un coste muy pequeño como pueden ser las canicas, las chapas (este es cuestión de buscarlas), los alfileres, la peonza, etc. ¿De cual te acuerdas tu?

Imagen | Laura Pardo en Flickr
En Ahorro diario | Asignatura obligada: los jóvenes y los niños deben aprender a ahorrar, Fabrica tu propia cocinita de juguete, Comprar juguetes baratos te puede salir muy caro

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios