Publicidad

La deliciosa tentación de las rutas de tapas y otros 'vicios' malos para el bolsillo

La deliciosa tentación de las rutas de tapas y otros 'vicios' malos para el bolsillo
Sin comentarios

Hoy, que es viernes y empieza el fin de semana, he decidido que el Especial Ahorro de esta semana lo voy a dedicar a esos 'vicios' que muchas veces nos llevan por el camino de la amargura cuando se trata de hacer cuentas. Y el primero de ellos son las rutas de tapas.

¡Cuidado!, publicamos esta oferta hace más de dos semanas, y el precio puede haber cambiado. Para no perderte ninguna oferta, suscríbete a nuestro Telegram, Twitter o síguenos en Facebook con Compradicción (con todas las ofertas) y Compradicción Lifestyle (solo con las ofertas de Moda, Belleza, Deco, Deportes y Bebés) y las recibirás en cuanto las descubramos.

Ver últimas ofertas de otros »

Rutas de tapas

Reconozco que soy una adicta a este tipo de eventos, y siempre que puedo me apunto a ellos. ¿Qué hay de malo? Los concursos y rutas de tapas, suelen consistir en circuitos de bares que presentan tapas para degustar con cada consumición. Por lo general se mueven en torno al euro o dos euros por cada tapa, pero... también hay que sumar la consumición.

Suelen venir acompañadas de un concurso con interesantes premios, a los que puedes optar si consumes un número de tapas determinadas. Y claro, el problema está en que una vez empiezas por una, lo difícil es no seguir hasta completar el circuito y llevarte alguno de los premios. Premios que van por sorteo, casi siempre con una alta participación.

Una solución para que el tema no se nos vaya de las manos, que encima suelen dar varios días para ello, es llevar un dinero establecido como presupuesto y no salirnos de él. Así, nos evitaremos tentaciones. Pero voy a seguir con más ejemplos, que los hay similares, aunque no tan deliciosos.

Tómbolas y ferias

tómbola

A medida que se va acercando el verano, vuelven las ferias y verbenas. Y con ellas las tómbolas, atracciones, cochecitos de choque, las grúas y todo tipo de reclamos para nuestro bolsillo. Porque todo empieza por ir a dar una vuelta y termina volviendo a casa con el bolsillo vacío, ¿o no?

Más si vamos con niños. Nunca tendrán suficientes atracciones en las que subirse y nunca estarán contentos con los premios que tienen: que si ahora quiero un pez, que si éste tiene premio seguro, que si aquí seguro que me consigues un peluche. No me quiero acordar de todo el dinero invertido en grúas que al final se quedo en nada, en un peluche del tamaño de mi mano que ahora está criando malvas en lo alto del armario. Pensemos con cabeza, por favor.

Que pasar por una tómbola y coger esos 5 boletos que nos regalan implica el que nos toque una carta medio premiada y tengamos que volver a comprar más para ver si así completamos la serie. Mal. ¡Mejor mantenerse alejado! Actuar con prudencia y sin dejarnos engañar.

Bingo

Bingo

Una de estas noches que salimos de fiesta o de cena con los amigos, de repente hay uno que sugiere la idea de ir al bingo para pasar un buen rato. Al igual que en el caso de las tómbolas que os comentaba arriba, es un empezar y no parar.

Que si en una partida nos quedamos a poco de cantar bingo, querremos volver a intentarlo, como en las máquinas tragaperras. Y ya estamos en el círculo vicioso sin darnos cuenta. Risas aseguradas, pero mal resultado para el bolsillo. De nuevo, cabeza.

El 'Una y nos vamos'

copas

Un clásico, no vamos a entrar a discutirlo. En el momento en el que salimos de una cena o evento festivo y alguien suelta la mítica frase de "venga va, tomamos una y nos vamos", la situación ya se ha complicado sobremanera. Ya no hay vuelta atrás, estaremos en casa unas cuantas horas mas tarde y el presupuesto previsto vamos a tener que ampliarlo sí o sí.

Un consejo esencial en estos casos es pagar cada uno lo suyo, aunque quede 'menos bien' y no empezar a actuar con la costumbre también muy extendida de hacerlo por rondas. A medida que vamos cambiando de bares hay muchos que se bajan del barco antes de tiempo, y si tu empezaste pagando 10 copas, los que te inviten a ti después irán pagando muchas menos. Además, no todo el mundo bebe lo mismo, y eso es un engorro.

Las compras vacacionales

tienda de recuerdos Santiago de Compostela

Nadie puede resistirse a estar de vacaciones y dar el paseo de rigor por las tiendas de recuerdos típicos o souvernirs de la zona. Entramos con idea de echar un ojo por curiosidad y terminamos llevándonos recuerdos para toda la familia, por aquello de que estuvimos en tal sitio y nos acordamos de ellos. ¡Si total luego son cosas inútiles!

Peligroso es el comprar algo para un amigo y terminar por tener que comprar para todos, no vaya ser que luego se enfaden unos y otros. Lo mejor: llevar la maleta hasta arriba y sin hueco para poder traernos casi nada. Y si lo hacemos, que sea personas contadas, que luego las cuentas no salen.

Como estos ejemplos que he recopilado hoy en este post especial, soy consciente de que hay muchos similares. Si os apetece hablar de ellos, como siempre, os espero en comentarios.

Imágenes | Supersalomé, Kalysee, Robert Banh, iBaNe, compostelavirtual En Ahorro diario | ¿Es Tiger más barata que cualquier tienda similar?

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios