Compartir
Publicidad

Las sobras y los restos de comida también sirven para hacer nuevos menús

Las sobras y los restos de comida también sirven para hacer nuevos menús
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Es un mal común que he visto en muchas casas, tanto de solteros como de familias. Se prepara un menú semanal, se hace la compra en base a él y se cocina cada uno de esos siete días... pero no se tiene en cuenta que no todos los días se va a comer todo lo que se ha cocinado o todo lo que viene en las raciones de los paquetes. ¿Cuántas veces tenéis sobras o restos de comida almacenadas en en un la nevera a las que, al final, no dais uso?

Todo es más sencillo si, una vez que preparáis los menús, dejáis al menos un par de comidas en blanco donde reutilizaremos todo lo que se nos haya ido quedando colgado. No hacen falta que esas comidas sean al mediodía: también pueden ser a la hora de la cena, donde generalmente solemos comer cosas más ligeras. Lo que sí se necesita es un poco de imaginación

Porque la pereza puede muchas veces al hecho de ahorrar y casi siempre preferimos tener algo de comida nueva a un plato recalentado, así que hay que inventarse cosas nuevas. Por si os da algo de reparo reutilizar unas comidas para otras, van unas cuantas ideas sencillas con las que podéis sacar más partido a algunas de vuestras sobras.

¡Cuidado!, publicamos esta oferta hace más de dos semanas, y el precio puede haber cambiado. Para no perderte ninguna oferta, suscríbete a nuestro Telegram, Twitter o síguenos en Facebook con Compradicción (con todas las ofertas) y Compradicción Lifestyle (solo con las ofertas de Moda, Belleza, Deco, Deportes y Bebés) y las recibirás en cuanto las descubramos.

Ver últimas ofertas de otros »

  • Queso: Es un alimento caro, aunque delicioso. Los que lo tomamos a menudo sabemos lo fácil que es que, después de poco tiempo, empiece a quedarse duro y a no ser tan agradable de comer solo. Conozco a gente que llegado a este punto lo tira. Mal hecho: puedes rallarlo o, mejor aún, acumular unos cuantos restos para, con un poco de vino y especias, hacerte tu propia fondue casera.
  • Caldos: Organízate la preparación de tus comidas de tal manera que puedas usar las sobras crudas de marisco, carne y pescado en otras comidas. Por ejemplo, para hacer todo tipo de sopas, pero también para el caldo de la paella.
  • Croquetas y canelones: De toda la vida. Tan fácil como desmenuzar los restos y unirlos con bechamel. A todos les parecerá que están comiendo algo nuevo. De hecho, nadie se planteará si el relleno (de carne o de pescado) ha salido de otra comida.
  • Tortas mexicanas: Un infalible. Les puedes meter de todo, que con ponerle un poco de picante, una salsa con quesos y cualquier cosa que se te ocurra (maíz, por ejemplo), tendrás una comida absolutamente nuevo. Un truco perfecto para los niños que dejan los bordes de los filetes o para esos feos restos de pechuga que no sabemos cómo poner en la mesa.

Como estas, hay muchas ideas con las que poder aprovechar al máximo nuestra cesta de la compra. Seguro que vosotros también utilizáis alguna.

En Ahorro Diario | Ahorra en tu cesta de la compra planificando el menú En Ahorro Diario | Ante la crisis pon un tupper de más en la nevera

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio