Publicidad

¿Ofertas por internet? Lo que cuenta es el precio final

¿Ofertas por internet? Lo que cuenta es el precio final
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Lo admito: compro mucho online y eso tiene ventajas (las muchas ofertas que existen) e inconvenientes (el principal: el impulso de adquirir cosas, más fácil de que aparezca que nunca). Quienes tienen tiendas online lo saben y aprovechan eso para llamar nuestra atención con buenos precios. Pero hay que repetirlo siempre que se pueda: lo que importa es el precio final.

¿Os parece una verdad de perogrullo? Lo es, pero me he encontrado a varias personas que se llevan una sorpresa desagradable cuando llega el momento de pagar la compra. Porque a lo que vale el producto en la web que te lo oferta (pongamos ‘X’) hay que sumarle los modificadores finales del precio, esos que vienen solo en letra pequeña o que se suman únicamente en la pantalla previa al pago definitivo.

¡Cuidado!, publicamos esta oferta hace más de dos semanas, y el precio puede haber cambiado. Para no perderte ninguna oferta, suscríbete a nuestro Telegram, Twitter o síguenos en Facebook con Compradicción (con todas las ofertas) y Compradicción Lifestyle (solo con las ofertas de Moda, Belleza, Deco, Deportes y Bebés) y las recibirás en cuanto las descubramos.

Ver últimas ofertas de otros »

Eso, X+modificadores, es lo que deberíamos tener en cuenta antes de decidir si un producto es una buena oferta o si, en realidad, nos lo han metido por los ojos para darnos la puñalada al final.

Por ejemplo, hay que poner especial cuidado en los gastos de envío. La mayoría de los sistemas de venta online sólo añaden su precio en las últimas etapas de la venta. Se hace así para que sea más complicado arrepentirse: nos convencemos a nosotros mismos de que necesitamos el producto y de que tiene un precio fenomenal y, al final, los gastos de envío no lo hacen tan apetitoso, pero es, generalmente, tarde para arrepentirse.

Ojo también con determinados productos y su coste en envíos internacionales, a los que se añaden aranceles e impuestos varios con los que podemos llevarnos sorpresas desagradables.

Ten en cuenta de que, además de lo ya comentado, no haya seguros que incrementen el precio final y de que la “ganga” sea tal. Haberlas, las hay, pero no son tan sencillas de descubrir como todas las tiendas nos hacen creer.

La regla de oro es hacer simulaciones de compra: ¿te interesa algo? De acuerdo, llega hasta la última pantalla en que la tienda online te permita estar sin que tengas que pagar el producto. Allí tiene que quedar bien claro, en la factura, cuál va a ser el coste total.

Foto | CosmicKitty en Flickr
En Ahorro Diario | Ahorrar con internet: Cupones de descuento

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios