Publicidad

¿Televisores de pantalla plana = electrodomésticos antiahorro?

¿Televisores de pantalla plana = electrodomésticos antiahorro?
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad


Hace unas semanas hablábamos de la conveniencia o no de desenchufar ciertos electrodomésticos de la red para ahorrar energía y evitar el modo “stand-by”.

Repasando los datos, he llegado a la conclusión de que no solo el modo stand-by puede resultar perjudicial para nuestros bolsillos, sino incluso tener ciertos electrodomésticos, como los televisores, encendidos demasiado tiempo.

Al margen de la calidad de la programación, o incluso del ahorro que nos podríamos proporcionar en cuanto a vida útil del aparato en sí, deberíamos de tener en cuenta que los televisores de última generación de pantalla plana, a pesar de haber reducido su grosor, han ido creciendo en tamaño a lo ancho, y lo mismo ha hecho nuestra factura de la luz al tenerlos encendidos incluso cuando no los miramos.

En definitiva, que el gasto que genera hoy en dia un televisor moderno es muy superior a los de antaño. Algo sin duda paradójico tecnológicamente hablando, ¿no crees?.

¡Cuidado!, publicamos esta oferta hace más de dos semanas, y el precio puede haber cambiado. Para no perderte ninguna oferta, suscríbete a nuestro Telegram, Twitter o síguenos en Facebook con Compradicción (con todas las ofertas) y Compradicción Lifestyle (solo con las ofertas de Moda, Belleza, Deco, Deportes y Bebés) y las recibirás en cuanto las descubramos.

Ver últimas ofertas de otros »


Según un estudio realizado por el Energy Saving Trust en el 2006, los actuales televisores de plasma consumen, de media, unos 9 vatios por pulgada, frente a los 3.5 vatios por pulgada de los CRT (televisores de rayos catódicos).

Aunque antiguamente los LCD consumían mucho menos que los televisores de plasma (su consumo de hecho era equiparable al de las CRT), también hay que decir que los primeros solían ser algo más pequeños que los segundos, ya que la calidad de la imagen era algo inferior en pantallas grandes.

De hecho la mejora de la calidad de imagen en los LCD ha sido gracias a la incorporación de microprocesadores que han aumentado lógicamente el consumo de energía, que, aunque no se puede equiparar todavía al de los de plasma (es alrededor de la mitad) si ha subido considerablemente.

Las pantallas planas no solo resultan un perjuicio a nuestro bolsillo, sino también para el medio ambiente. Ese mismo estudio indicaba que las emisiones de CO2 a la atmósfera de un televisor CRT era de 100kg al año, mientras que los modernos plasmas emiten alrededor de 400 kg de CO2.

Por este motivo, en algunos lugares se está planteando comenzar a regular, e incluso prohibir, la venta de plasmas. En California, las autoridades locales pretenden que en el año 2011 las tiendas vendan únicamente televisores verdes, lo cual excluiría a estos grandes consumidores de electricidad.

De hecho, ya han surgido los primeros monitores y televisores ecológicos, en cuyo diseño y fabricación se pone énfasis en que sean amigables con el medio ambiente y tengan reducidos consumos y emisiones. Además, la tecnología LED viene pegando fuerte, y en pocos años, en cuanto baje algo de precio, puede llegar a ser una solución al problema.

Sin lugar a dudas, un motivo por el cual comenzar a comparar el consumo de estos electrodomésticos a la hora de comprarlos para ahorrar en nuestra futura factura de electricidad.

Imagen | Flickr
En Ahorro diario | ¿Merece la pena apagar ciertos electrodomésticos?

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios